Boletin WALINTONIA

Actualidad y crónica de la familia Castellón Perry/ Rauch

Lebu antiguo

Plano de levantamiento del sitio de Lebu hecho por la Armada de Chile en 1862

Lebu antiguo 03 A este descampado habian llegado a comienzos de 1819 las 30 monjas Trinitarias que habian huido de Concepción, temerosas de los desmanes de que podían ser víctimas luego del triunfo de la armas patriotas. Según Vicuña Mackenna en La Guerra a Muerte las religiosas sufrieron mucho en su largo recorrido ” …. aquellas alucinadas criaturas presentaban un paso de gran dolor, ancianas las más, achacosas; acostumbradas al regalo y el silencio de los claustros, marchando ahora a pie por entre los cenagales de las sendas, escuchando las maldiciones profanas de los soldados peninsulares (que las escoltaban) y testigos de las impúdicas brutalidades de los bárbaros. No pudiendo ya proseguir su ruta, el General Sánchez consintió en dejarlas en un sitio conveniente en la boca del rio Lebu y en el mismo punto en que hoy existe el fuerte de este nombre, después de haber hecho construir un gran galpón que les servía a la vez de claustro y de templo”.
Vicuña M. agrega que estando él de visita ahi en 1865, “el comandante del fuerte de Lebu, señor Godomar, nos informó que cavando los cimientos para levantar el fuerte, se había encontrado entre otros objetos unops anteojops de los llamados antiparras y que probablemente pertenecieron a las monjas o alguna misión más antigua que allí existió (La Guerra a Muerte, p.734 s.)

Ese comandante era Matias Godomar Monardes, el abuelo de Julia y Rosa Elvira Godomar Bartholin. En esa localidad habia nacido en 1839 Isidora Vega, quien casó con Ludwig Rauch (n.Copenhague 1827), los abuelos de Lucrecia Perry Rauch.

Lebu antiguo 02

Estos mapas aparecieron hace poco en el grupo Facebook de Lebu antiguo

Single Post Navigation

One thought on “Lebu antiguo

  1. cucho on said:

    mI MAMÁ SOSTUVO TODA LA VIDA QUE NUNCA HABÍA YANTADO PAN MÁS EXQUISITO QUE LAS TORTILLAS DE Lleneco. La única vez que he viajado a Lebu, anunciando el próximo terremoto, cual trompetero del Apocalipsis ( Enero de 2010), compramos dichas tortillas que no pudimos comer por lo deficientes y duras. Es de suponer que en cien años la tecnología mejoró el pan industrial y debilitó nuestras dentaduras.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 461 seguidores

%d personas les gusta esto: